Sabina celebró 75 años lleno de incertidumbre sobre su futuro

Joaquín Sabina cumplió recientemente 75 años congraciado consigo mismo en lo humano y en lo artístico, aunque con la duda de su futuro a causa de su mala salud que lo deja siempre lleno de incertidumbre al cuestionarse si su último concierto fue, en efecto, el último.

“Ojalá que volvamos a vernos. Ojalá”, dijo de hecho a modo de despedida consciente el de Úbeda (Jaén, sur de España) cuando en diciembre de 2023 celebró en Madrid, ante su público más querido y también temido, la actuación final de su más reciente gira.

Fue, en sus propias palabras, la “la más tumultuosa y mágica” de su vida, la de su reencuentro con el público tras aquel fatídico accidente por el que, precisamente en el Wizink Center de la capital española pero en 2020, se precipitó al foso desde casi dos metros de altura, de lo que resultaron varios traumatismos, un ingreso hospitalario en la UCI y dos intervenciones.

El irónico título de ‘Contra todo pronóstico’ que dio a este ‘tour’ mundial ya indica cuáles eran las expectativas que había de una vuelta a los escenarios. Ni qué decir tiene que su posible retorno en el futuro se presenta aún más incierto, como reconocen tanto él como su entorno.

Antes siquiera de abordar estos conciertos, Sabina ya advertía: “Si no es la última, será la penúltima, pero yo desde luego no pienso anunciar nada. Lo que voy a hacer es disfrutar”.

Tras la publicación del documental ‘Sintiéndolo mucho’ (2022) de su amigo Fernando León de Aranoa, solo se sabe seguro que este 2024 estará consagrado a terminar y publicar su esperado nuevo disco y el que tomará el relevo al exitoso ‘Lo niego todo’ (2017), como en aquel de nuevo junto a Leiva como productor y compositor.

 

Contenido que debes ver

MAS CONTENIDO RELACIONADO