Duki asalta el Bernabéu y provoca el éxtasis de un público entregado

El rapero argentino Duki tomó este sábado el Bernabéu ante una legión de 60 mil seguidores en éxtasis que corearon sus éxitos durante las dos horas y media de espectáculo que ofreció acompañado por las colaboraciones de artistas como Nicky Nicole y Bizarrap.

Madrid ha sido la primera parada en Europa de Duki, -con todas las entradas vendidas poco después de ponerse a la venta en julio de 2023- diez días antes del inicio de su gira ‘A.D.A. Tour’ que le llevará a visitar los escenarios de grandes ciudades europeas con paradas en Milán (19 de junio), París (20 de junio) Berlín (22 de Junio) y Londres (23 de Junio).

En un día lluvioso, los aledaños del estadio madrileño se encontraban atestados de seguidores desde horas antes del concierto, que emergían por las salidas de la recientemente bautizada para la ocasión ‘Estación Duko Santiago Bernabéu’, que presagiaban que la noche iba ser una celebración de la música urbana.

Jóvenes ataviados con camisetas de la selección argentina con el 10 de Messi, maquillados con falsos tatuajes en la cara emulando la apariencia de su ídolo, comenzaron a corear las letras del rapero argentino desde que hizo acto de presencia a las 21:30 horas, en un estadio repleto.

En esta nueva visita a Madrid tras las dos citas en el Wizink en 2023, Duki se acompañó de banda de bajo, guitarra y batería, que aportó un toque rockero en las canciones de la primera parte del repertorio.

El público estuvo absolutamente entregado desde el primer acorde que sonó en el escenario, donde el rapero repasó todos sus éxitos. ‘Rockstar’ inició una primera parte del concierto vertiginosa y arrolladora, sin ningún tipo de pausa.

Por el escenario del coliseo madrileño, decorado con una estructura de rocas falsas sobre las que se situaba la banda con un constante espectáculo pirotécnico, el argentino ha repasado éxitos de su fulgurante carrera como ‘Hello Cotto’, ‘No me llores’ ‘Givenchy’ o ‘Goteo’ en un show dividido en varios bloques diferenciados y con importantes colaboraciones en cada uno de ellos.

El primero en compartir escena fue el rapero J REi, quien interpretó junto a Duki ‘Pininfarina’ y ‘Pintao’ tema durante el que el cantante debió parar la actuación porque algunos sus fans necesitaban ayuda médica, en la primera de las varias interrupciones por este motivo que se sucedieron a lo largo del concierto.

Emilia Mernes, con quien interpretó ‘Como si no importara’ desató el éxtasis de los asistentes, que eclipsaban el sonido de la propia actuación, y continuó con un carrusel de colaboraciones al que se sumaron YSY, Neo, Jhay Cortez o West Dubai, entre otros.

Aunque sin duda, las apariciones más celebradas fueron las de Nicky Nicole, con quien cantó ‘Ya me fui’ y que fue otro de los focos de catarsis colectiva, y especialmente la del productor Bizarrap, con quien interpretó ‘Malbec’ y su tema de ‘Bizarrap sessions’ y desató la locura en la recta final del espectáculo, que cerró con ‘She dont give a fo’, para cerrar el repertorio.

Una noche histórica para el trap en un Santiago Bernabéu abarrotado, con un sonido que dejó que desear, en muchos momentos superado por el entusiasmo de los asistentes que corearon desde el primer al último verso, pero que no eclipsó una experiencia intensa y arrolladora.

Contenido que debes ver

MAS CONTENIDO RELACIONADO