“American Psycho” se adueña de una pasarela parisina llena de rojo y cuero

París  (EFE).- Piel, mallas, rojo y negro fueron las tendencias impulsadas en la pasarela de París, de la mano de Walter Van Beirendonck y Louis Gabriel Nouchi, quien se inspiró en la novela “American Psycho” y abrió su desfile con uno de los protagonistas de la serie “Emily in Paris”.

Lucas Bravo, más conocido por dar vida al personaje de Gabriel en la serie de Netflix protagonizada por Lily Collins, fue el encargado de abrir el desfile de LGN Louis Gabriel Nouchi, marca francesa fundada por el diseñador homónimo.

Ataviado con un abrigo largo cruzado, camisa, corbata y, sobre todo, el pelo peinado hacia atrás y el rostro salpicado de sangre, el actor francés de 34 años salió a la pasarela poniendo en valor su carrera como modelo, su principal actividad hasta que “Emily in Paris” lo propulsó a la fama.

Según contó a EFE Nouchi, el creador se inspiró para esta colección en la novela de Bret Easton Ellis, que, tiempo después, fue llevada a la gran pantalla con Christian Bale en el papel principal.

Presentada en el marco de la Semana de la Moda Hombre, en la línea otoño-invierno 2023 de la marca, destacaron los pantalones de cuero, las camisas drapeadas, los abrigos largos de marcadas hombreras y las chaquetas cruzadas de doble botonadura.

Pero más allá del fondo de armario, las prendas sobresalieron por el giro cinematográfico que le dio el diseñador inspirándose en la novela: guantes de látex, pantalones de cuero transparentes (gracias a un innovador proceso de teñido de la piel), vestidos rasgados a la altura del muslo y altísimas botas tipo mosquetero.

Rojo y negro

Llamó la atención el elenco de modelos, muchos de ellos con la cara pintada de sangre, entre los que hubo hombres de todas las edades, tallas y orígenes, entre ellos clientes anónimos de la marca, según detalló Nouchi.

“Me gusta mostrar una misma silueta en cuerpos diferentes para mostrar la versatilidad desde el principio.

Para mí vestirse bien es una forma de expresar un deseo o una necesidad”, comentó el diseñador entre bambalinas, mientras ironizaba sobre el “look” del propio protagonista de la novela, un ‘dandy’ de Wall Street, cocainómano y psicópata.

El diseñador, que suele partir de las novelas para sus creaciones, convirtió los temas del libro en prendas: “Hemos tratado las aperturas de forma agresiva, igual que el drapeado de vestidos y camisetas, pensando en la forma en la que envolvía a sus víctimas”, ejemplificó el creador.

Otro de los diseñadores que presentó sus propuestas el miércoles en la apsarela fue el belga Walter Van Beirendonck, perteneciente al conocido grupo de diseñadores flamencos de “Los Seis de Amberes”.

Si bien la crítica novela no fue el punto de partida de su colección, podía haberlo sido viendo sus propuestas.

El cuero y un tejido plasticoso sirvieron de base a la línea, donde destacaron pantalones amplios bajo chaquetas rectas ajustadas.

Las prendas iban decoradas con unas bolas de goma en brazos y cabeza, mientras que los modelos llevaban la cabeza envuelta en una malla de red.

Negro y rojo fueron los colores principales en la pasarela del belga, dispuesto a dejarse llevar por un estilo punk, callejero y con un punto de estudiante de universidad.

spot_img

Contenido que debes ver

MAS CONTENIDO RELACIONADO